29/01/2019

TICs, TECNOLOGÍA DE LA COMUNICACIÓN

Las TICs y sus aplicaciones

Los TICs nos vigilan, como el retrato de esta anciana.
Quién mira a quién

Las TICs son las tecnologías de información y comunicación.

Por TIC se puede entender, la tecnología de la información o bien como el estudio de la perfecta adecuación de la tecnología al fin que se desea. Adecuarla a eventos, exposiciones, educación, sanidad, investigación etc

Desde el invento de Internet allá por 1968 vivimos en una continua adaptación a las TICs.

Quién puede imaginar su vida sin el móvil ¡sin WhatsApp!

Leí en una pared, pintado con spray rojo “Amarás al prójimo, más que a tu móvil”. Será algún extracto de la Biblia contada a los vascos…

Estamos rodeados de tecnología: móviles, televisiones, ordenadores de sobremesa y portátiles, consolas de juego, reproductores portátiles de audio y vídeo.

Estos aparatos tecnológicos continuamente nos estimulan los sentidos y reclaman nuestra atención.

Servicios de las tecnologías de información y comunicación

Tenemos multitud de servicios TIC como el correo electrónico, banca online, comercio online, televisión IP para ver pelis cuando uno quiera, motores de búsqueda de información como Google y un largo etc.

Nunca la información estuvo más al alcance. Otra cosa es que esa información sea de calidad.

Las TIC bombardean nuestros sentidos a diario y los adultos somos como niños con juguetes nuevos.


Tecnologías de información y comunicación en la educación

Sin embargo como padres, pretendemos que los niños presten atención a un monocorde profesor, que lee sus apuntes o escribe en una pizarra. Tal como hacía el Padre Sebastián hace 60 años en la Salle.

Es evidente que las tecnologías audiovisuales y las TICs pueden ser un recurso extraordinario en educación cuando están bien conformadas por especialistas.

Los TICs en eventos y exposiciones

De la misma manera, no se puede pretender captar la atención del visitante a una exposición por el sólo hecho de colgar objetos en una pared.

El extremo opuesto suele ser los “montajes audiovisuales” como exposición donde no hay nada, excepto pantallas y altavoces.

Las exposiciones actuales, o actualizadas a los tiempos que corren, deberían contar con una combinación entre objetos a exponer y un estudio de los TICs más adecuados.

TICs para resaltar, amplificar, informar y abducir al espectador de tal manera que hasta apague su móvil.

Una exposición que combine objetos con TICs adecuados atrapa la vista, el oído, rememora sensaciones y puede ser táctil. Nuestro sexto sentido nos dirá que es información benéfica para nuestra salud mental.

Un evento o una exposición así no se improvisa. Requiere un estudio por profesionales de sector audiovisual que dominen las TICs de última generación, tengan la capacidad, los medios y ese sexto sentido que dicen, no tenemos.